Cambiar el suelo: Aspectos a tener en cuenta antes de iniciar el proyecto

Cambiar suelo

Cambiar el suelo, sea en un hogar, un local comercial o cualquier otro ámbito, es una decisión importante que puede tener un impacto significativo en la estética y la funcionalidad del espacio. Antes de iniciar un proyecto de cambio de suelo, es útil tener en cuenta algunos aspectos que ayudarán a tomar decisiones más acertadas. 

Existen múltiples factores que influyen a la hora de tomar esta decisión y que hay que estudiar previamente. Además de aspectos como el estilo y la coherencia visual del suelo, hay que conocer las necesidades específicas y las características del espacio para, así, establecer objetivos a alcanzar con el proyecto.  

En este artículo recogemos algunos de los aspectos más importantes a valorar antes de cambiar el suelo. Así que, si estás valorando cambiar el pavimento en algún espacio, ten en cuenta los puntos que te detallamos a continuación. 

 

Definición de objetivos para cambiar el suelo

El punto de partida antes de iniciar cualquier proyecto de renovación del pavimento es establecer los objetivos. Definir lo que se quiere conseguir, teniendo en cuenta tanto necesidades como características del espacio, facilitará la toma de decisiones en cuanto al tipo de suelo a instalar y sus características.  

Pese a que la decisión de cambiar el suelo puede deberse a razones estéticas, económicas o funcionales, existen factores, como el tránsito de personas o aspectos ambientales, que pueden condicionar la elección. Por eso, tener unas metas realistas ayudará a elegir el tipo de suelo adecuado. 

 

Considerar el estilo y la coherencia

El suelo es una parte fundamental en el diseño de interiores. Por ello, otro de los aspectos clave es, precisamente, atender al estilo general del espacio para garantizar que el nuevo suelo se ajusta adecuadamente a la estética del inmueble.  

Por otro lado, también hay que considerar la coherencia visual entre los diferentes espacios del inmueble, ya que un suelo uniforme puede crear una sensación de fluidez conectando las diferentes estancias y dando congruencia al total del espacio. 

 

Evaluar durabilidad y mantenimiento

Por otro lado, las expectativas con respecto al uso que se le va a dar al pavimento son otro aspecto a analizar previamente. Al elegir un suelo nuevo hay que considerar la durabilidad y el nivel de mantenimiento requerido.  

Algunos pavimentos, como la madera natural, proyectan una estética muy vistosa, pero requieren de un cuidado especial. Otros, como los suelos vinílicos o laminados, son más fáciles de mantener, pero pueden no ser tan duraderos a largo plazo. Al acometer un proyecto con el objetivo de cambiar el suelo, hay que tener en cuenta la naturaleza del espacio y las necesidades específicas a futuro. 

 

Opciones disponibles al cambiar el suelo

Informarse sobre las opciones disponibles es otro de los puntos clave, ya no tanto en cuanto a la parte estética, sino en lo que se refiere al aspecto funcional.  

Existen numerosos tipos de suelo en el mercado, como madera maciza, pavimentos laminados, tarimas tecnológicas, suelos vinílicos, entre otros. Cada uno de ellos cuenta con características específicas como resistencia al agua, resistencia a los arañazos, capacidad de aislamiento térmico… Compara calidades y opciones de instalación para tomar una decisión informada.  

En este punto, el equipo de expertos de Hausâl podrá orientarte. Contacta con nosotros. 

 

Forma de la solera

Los suelos están diseñados para instalarse siguiendo un patrón sobre la solera actual. Los pavimentos de madera pueden ir pegados, clavados o pueden ser, incluso, flotantes cuando son multicapa. Estos últimos no van pegados sobre la solería y cuentan con un aislante intermedio. Si hablamos de suelos laminados son flotantes, mientras que los vinílicos y los de PVC pueden ser tanto flotantes como pegados. Por eso, es importante analizar la solera del espacio antes de tomar cualquier decisión. 

Respecto a la solera, es importante adecuarla antes de iniciar el proyecto, realizando las mejoras oportunas para garantizar una buena adhesión del suelo nuevo y una correcta nivelación del suelo. Antes de la instalación, se debe preparar el soporte garantizando que quede seca, plana y limpia para garantizar una correcta adhesión. 

 

Consultar con profesionales

Consultar con profesionales es una cuestión de gran importancia. Si no estás seguro de qué tipo de suelo es el más adecuado para tus necesidades o si tienes dudas sobre el proceso de instalación, busca el consejo de expertos. En este sentido, el equipo de especialistas de Hausâl estará encantado de asesorarte y brindarte una atención personalizada. 

Si estás valorando cambiar el suelo de un espacio, independientemente de que sea para uso comercial o doméstico, contacta con nosotros. Nuestro equipo de expertos te ayudará a tomar la mejor decisión.  

Compartir